La tarde de este martes,  14 de noviembre, pasará a la historia de los afectados: el Proyecto de Ley 2788/2019, que establece la Política Nacional de Derechos de las Personas Afectadas por Represas (Política Nacional de Direitos das Populações Atingidas por Barragens – PNAB), fue incluido en el orden del día y en la lista de votación ¡y fue aprobado! 

Con el PNAB aprobado, es posible:

A QUIÉN AFECTAN LAS PRESAS EN BRASIL
La legislación federal actual no contiene normas específicas para tratar los derechos de las poblaciones afectadas. 
Esto significa que los afectados son reconocidos por la propia empresa. Reconocer a alguien como afectado presupone que es portador de derechos, sujeto de sus conquistas y protagonista del proceso de reparación del daño que se le ha causado, por lo que este concepto está actualmente en disputa.

CREAR UN MARCO REGULADOR
En la actualidad, la legislación brasileña sólo incluye «acuerdos» que establecen criterios y directrices para las reparaciones, siempre limitadas a determinadas presas y, en algunos casos, a la creación de Acuerdos de Ajuste de Conducta (Termos de Ajuste de Condutas – TAC). La PNAB es necesaria para proteger los derechos de las poblaciones afectadas y evitar nuevas tragedias en el país.

FRENAR NUEVAS VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LOS TERRITORIOS AFECTADOS
Hay al menos 16 derechos humanos violados sistemáticamente en la construcción de presas en todo Brasil, entre ellos el derecho a la información, a una vivienda adecuada, a una negociación justa y a la plena reparación de las pérdidas. La aprobación de la PNAB ayudaría al gobierno a frenar los abusos de las empresas que controlan las presas y a reparar a las poblaciones afectadas.

EVITAR QUE LOS AFECTADOS POR EL BARRAGHEM VUELVAN A SER VÍCTIMAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO
Los fenómenos meteorológicos extremos son cada año más recurrentes e intensos en Brasil, y se ven agravados por la actuación irresponsable de las empresas gestoras de las presas, responsables de las mismas.  Se convierten en bombas de relojería durante las lluvias, y a veces provocan inundaciones con los estériles de mineral que se apoderan de las comunidades ribereñas.

CREAR MECANISMOS JURÍDICOS QUE GARANTICEN LA REPARACIÓN DE LOS AFECTADOS
Establecer una legislación adecuada puede reforzar la seguridad de la población y garantizar al Estado los mecanismos legales que necesita para asignar responsabilidades y exigir medidas de reparación a los implicados de una forma más ágil, sin depender de las decisiones de largos procesos judiciales que se alargan por falta de referencias legales.

Este logro es el resultado de un largo camino de lucha  por parte de los afectados de todo Brasil, pero especialmente de los afectados de Minas Gerais y Espírito Santo, que llevan ocho incansables años en este camino. Ahora le toca al Presidente sancionar la ley. 

DEL RÍO AL MAR: ¡ES HORA DE AVANZAR!
AFECTADOS EN LA CONQUISTA DE DERECHOS.