El miércoles 8, Día Internacional de Lucha de la Mujer Trabajadora, las mujeres afectadas por las presas en Espírito Santo se unieron a tantas otras compañeras en la lucha marcada por el lema «Por la vida de las mujeres, por los derechos, derrotar a los fascistas». En ese momento, las calles del centro de Vitoria se hicieron eco de las voces de las mujeres por una sociedad justa y contra todo tipo de violencia. 

Dentro de un programa con  acciones simbólicas y protestas, las mujeres afectadas rindieron homenaje en memoria de las víctimas del atentado en el municipio de Aracruz en noviembre de 2022, especialmente la educadora popular y también afectada Flávia Merçon Leonardo, un momento también para denunciar la violencia contra la vida de las mujeres y exigir justicia por el crimen. El acto, que tuvo lugar en el centro de la capital, Vitória, duró toda la tarde y contó con la participación de diversos movimientos y organizaciones feministas y de base. La Asesoría Técnica Independiente (ATI) de la Asociación Interestatal de Desarrollo Agrícola (Associação de Desenvolvimento Agrícola Interestadual – Adai) estuvo presente  por invitación y en apoyo de las mujeres afectadas.

Para la víctima Alexandra, oriunda de Colatina, «el regreso a las calles el 8 de marzo representa la lucha por una mejor calidad de vida en todo sentido», y destacó la importancia de que las políticas públicas atiendan la salud mental, la salud física y a las familias afectadas. Para finalizar su intervención, Alexandra, que también es activista del Movimiento de Afectados por las Presas (Movimento dos Atingidos por Barragens – MAB) subrayó la importancia de oponerse a las armas y por una sociedad justa.

Marcia Maria, también afectada, pero del territorio de Colatina, dijo: «Este 8 de marzo es simbólicamente un día para denunciar en las calles la violencia que vienen sufriendo las mujeres en Brasil. Pero también es un día para destacar nuestro papel en la organización de la sociedad». Destacó que el eje central de la lucha de las mujeres es la lucha contra la violencia y recordó a Flavia, asesinada a manos del fascismo. «La violencia es física, es mental, pero también es la omisión de los poderes públicos al no aplicar políticas que preserven y cuiden la vida de las mujeres en todos los sentidos. Porque cuando no se presta la atención necesaria, se vulneran los derechos sanitarios, medioambientales y económicos . En el caso del crimen de Samarco, se vulneraron todos estos derechos. He aquí un mensaje a los poderes públicos para que miren por la vida y la salud de las mujeres  afectadas, que lo son tres veces más que los hombres». Dijo.

Para cerrar el bloque de entrevistas, la mujer afectada Regiane Alves, de Baixo Guandú, dijo: «Estar en la calle el 8 de marzo es un momento de gran importancia, porque no estamos aquí para celebrar, sino para denunciar los crímenes de las empresas mineras y las presas. Han sido siete años de violaciones de nuestros derechos como mujeres afectadas en nuestra diversidad como agricultoras, ribereñas, pescadoras, mariscadoras y más», dijo riendo. Regiane también denunció en su discurso las otras formas de violencia que sufren las mujeres afectadas y todas las mujeres de la sociedad y terminó pidiendo justicia para Flávia y todas las mujeres que han sido víctimas de feminicidio.

Las mujeres afectadas siguen luchando para que otras «Flavias» no sean víctimas del fascismo, el sexismo, el patriarcado  y la desigualdad social, dejando como semilla el legado de Flavia. Tu ejemplo de lucha y fe en la educación ya florece hoy y florecerá mañana.

Recomendamos a las personas interesadas en leer sobre las mujeres y los afectados que acudan a la página web de Aedas, donde encontrarán el informe sobre los daños sufridos por los afectados por el derrumbe de la presa de Brumadinho: «Dossiers temáticos de las mujeres: el capítulo 2 reúne los daños por áreas temáticas«.  

Adai

Adai es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1993 y que opera en todo el país. Comenzó su labor en la región sur de Brasil. Su misión es representar y garantizar la defensa de los derechos de los afectados por las presas, mediante la asistencia social y la prestación de servicios de asistencia técnica y extensión rural (ATER) a sus miembros, la mayoría de los cuales son familias ribereñas  o reasentadas. Cuenta con un equipo técnico integrado por diversos profesionales de distintas áreas de las humanidades y las ciencias agrarias, de nivel medio, técnico y superior, que buscan promover la educación a través de la capacitación y el estímulo al trabajo que fomente la organización, la participación y la solidaridad, así como promover el desarrollo social y económico combatiendo la pobreza a través de acciones asociativas y cooperativas.

 

Conozca ADAI en las redes sociales

Instagram: @adaibrasil

Página de Facebook: Adai brasil

Twitter: @adai_brasil