El equipo técnico recibe formación para trabajar en los territorios de Espírito Santo.

 

La  Asesoramiento técnico proporcionado por la Asociación de Desarrollo Agrícola Interestatal (Associação de Desenvolvimento Agrícola Interestadual – ADAI), que trabajará con y para las personas afectadas en Espírito Santo (ES),  participa en una formación en línea desde el 7 de febrero, obteniendo información y estudios sobre los territorios de Espírito Santo afectados por el derrumbe de la presa de Fundão en noviembre de 2015. Del 27 de febrero al 4 de marzo, todos los equipos del Servicio de Asesoramiento Técnico Independiente de la ADAI se reunirán para una formación presencial. Los profesionales de distintas áreas de especialización fueron elegidos tras someterse a un riguroso proceso de selección con convocatoria pública de candidaturas, evaluación de CV y entrevistas,  para seleccionar el equipo que trabajará en los territorios de Espírito Santo, a saber: Baixo Guandu, Colatina, Marilândia, Regência, Povoação, Linhares y la Macrorregión Litoral Norte – São Mateus y Conceição da Barra.

La Coordinadora de Movilización de ADAI, Ursula Rola, declaró que las expectativas de la reunión presencial para todo el equipo son buenas. «Hasta ahora nos hemos reunido en línea. Hemos formado un equipo diverso, con un gran potencial, procedente de diversos lugares y listo para empezar a trabajar en la Oficina del Defensor de las Personas Afectadas», afirmó.

«En este curso de formación trabajaremos los retos a los que se enfrentan las personas afectadas, los acuerdos legales y, por supuesto, las dinámicas de trabajo que se utilizarán en los seis territorios de Adai en el estado», añadió Úrsula.

El proceso de formación online y presencial involucra a un total de 142 técnicos de diferentes áreas, como: jurídica, trabajo social, salud, comunicación, pedagogía, entre otras, que trabajarán con las decenas de miles de personas afectadas en todos los territorios del Valle del Río Doce y del litoral de Espírito Santo.

 

Adai

ADAI es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1993 y que actúa en todo el territorio nacional. Inició su actividad en la región sur de Brasil con la misión de representar y garantizar la defensa de los derechos de los afectados por las presas, mediante la asistencia social y la prestación de servicios de asistencia técnica y extensión rural (ATER) a sus miembros, que en su mayoría son familias ribereñas o reasentadas. Cuenta con un eficaz equipo técnico integrado por diversos profesionales en distintas áreas de las humanidades y las ciencias agrarias en los niveles de enseñanza media, técnica y superior que buscan promover la educación a través de la capacitación y el estímulo al trabajo que fomente la organización, la participación y la solidaridad, así como promover el desarrollo social y económico combatiendo la pobreza a través de acciones asociativas y cooperativas.