El proyecto de ley por el que se establece la Política sobre los Derechos de las Personas Afectadas por las Presas (Política de Direitos dos Atingidos por Barragens – PNAB) se votará el próximo martes 

 

Durante tres días (del 4 al 7 de noviembre), los afectados de Espírito Santo se reunieron en Brasilia (DF) en la Viaje de Luchas: «Es hora de avanzar: los afectados en la lucha por los derechos» con afectados de todo Brasil para plantear sus reivindicaciones y reclamar ante los tribunales su derecho a acceder a una reparación justa e integral. Además de las agendas nacionales, los afectados de Espírito Santo llevaron las «Tesis/Demandas de los Pueblos» organizadas en documentos elaborados por el Órgano Asesor Técnico Independiente (Assessoria Técnica Independente – ATI) de la Cuenca del Río Doce y Litoral Norte de Espírito Santo, documento basado en las demandas recogidas en casi 10 meses de trabajo por los órganos asesores de los territorios afectados. Este documento fue entregado directamente por los pueblos afectados a los representantes del Parlamento Nacional.  

Además de entregar sus agendas, los afectados celebraron el dictamen favorable para la aprobación de la PNAB, el pasado martes (7), por la Comisión de Infraestructura (CI), del proyecto de ley que establece la Política Nacional de Derechos de las Personas Afectadas por Represas (PNAB). El mismo día, el Senado Federal aprobó una votación urgente en el pleno sobre el proyecto de ley de creación de la PNAB (PL 2788/2019). Está previsto que el proyecto de ley se vote el próximo martes (14).  

La Jornada de Lucha fue organizada por el Movimiento de Afectados por las Presas (Movimento dos Atingidos por Barragens – MAB) y contó con la participación de unas 2.600 personas de todo el país. En cuanto a los primeros pasos positivos hacia el PNAB durante el día, Robson Formiga dijo: 

«Este es un logro muy importante e histórico en la lucha de los afectados. Seguimos optimistas y esperanzados en que la Política Nacional de Derechos de los Afectados también sea aprobada en el pleno», dijo Robson Formiga, de la coordinación nacional del MAB. 

Durante la Viaje de Luchas en Brasilia, pasaron por el campamento de los afectados personalidades políticas como la ministra de Medio Ambiente y Cambios Climáticos, Marina Silva, y los ministros Silvio Almeida, de Derechos Humanos, Paulo Teixeira, del Ministerio de Desarrollo Agrario y Agricultura Familiar y Ciudadanía, y el ministro jefe de la Secretaría General de la Presidencia de la República, Márcio Macêdo, así como la diputada Célia Xakriaba, el diputado Marcom y Helder Salomão, además de Kelli Mafort y Michaela Calaça, de la Secretaría General, entre otras personalidades políticas y de movimientos sociales populares de Vía Campesina Brasil, donde se unieron en la Jornada de Luchas del Movimiento de Afectados por Represas. 

El ministro de Derechos Humanos, Silvio Almeida, afirmó que la lucha de los afectados por las presas debe ser una lucha de todo el pueblo brasileño. «Esta es una lucha por Brasil. Puede parecer que sólo es un problema para los afectados, pero en realidad estamos luchando para que Brasil tenga un futuro. Es una lucha para que Brasil pueda tener esperanza», concluyó. 

El PNAB pretende garantizar los derechos de las personas afectadas por las presas y promover prácticas socialmente sostenibles en los proyectos de presas. La iniciativa también establece que el empresario deberá financiar un programa de derechos para estos ciudadanos. Hasta la fecha, no existe un marco jurídico que proteja a las poblaciones afectadas en caso de colapso de presas, incidentes, construcción, planificación y explotación en Brasil, y esta es la principal recomendación del PNAB en el Viaje de Lucha de los Afectados. 

La jornada de lucha fue fundamental para el proceso de denuncia del derrumbe de la represa de Fundão, en Mariana, que el 5 de noviembre cumplió ocho años del mayor desastre socio-tecnológico de Brasil, que afectó miles de vidas hasta el día de hoy, donde las empresas responsables por el derrumbe de la represa de Samarco (Vale/BHP) continúan lucrando con el dolor, el luto y la devastación ambiental, humana, social, cultural e histórica. 

En este hito de ocho años de injusticia en el caso, los afectados de Minas Gerais y Espírito Santo han reforzado la necesidad de un nuevo acuerdo en la renegociación del caso Río Doce, subrayando que sólo es renegociación si hay participación popular. 

 

Imagen y texto: Communication Collective – Adai