Casi ocho años después del derrumbe de la presa de Fundão, los afectados de toda la cuenca del Río Doce siguen luchando por una reparación justa, digna y completa. Así, los días 12 y 13 de julio, un grupo representativo de afectados de los estados de Minas Gerais y Espírito Santo acompañó en la audiencia ante el Tribunal de Tecnología y Construcción de Londres a las empresas mineras Vale y BHP Billiton.  

En la audiencia se debatió la petición de BHP de incluir a Vale en la demanda presentada en 2018 ante el tribunal inglés, en la que BHP es parte demandada. Este caso trata de los derechos individuales de más de 700.000 personas afectadas. Ambas empresas mineras comparten el control de Samarco, responsable de la presa de Fundão que reventó en 2015, provocando la muerte de 19 personas, la destrucción de la cuenca del Río Doce y de comunidades enteras en Minas Gerais y Espírito Santo. Si se acepta la petición de BHP, Vale podría ser responsable de parte de las indemnizaciones relacionadas con el delito. 

En 2022, con el objetivo de incluir a BHP Billiton como corresponsable de la mayor catástrofe sociotecnológica de la historia reciente -ya que no podía ser juzgada en Brasil debido a que su sede se encontraba en Inglaterra en el momento de la catástrofe-, el bufete de abogados Pogust Goodhead, a través de las acciones de los afectados, decidió reabrir el caso en los tribunales ingleses. Esta acción refuerza la exigencia de justicia plena en el caso, con especial atención a una reparación justa para los afectados. 

La sentencia contra BHP está prevista para octubre de 2024 y ya se estima en 230.000 millones de reales (44.000 millones de dólares o 36.000 millones de libras), más de siete veces el valor inicial de 32.000 millones de reales cuando se presentó la demanda en 2018, con alrededor de 200.000 personas afectadas. En junio de este año, el Tribunal Supremo de Inglaterra denegó la solicitud de BHP de autorización para recurrir el caso. La indemnización que deberá pagar BHP Billiton será la mayor del mundo relacionada con un caso de esta naturaleza, dada la magnitud de la catástrofe y los efectos perjudiciales en todas sus distintas formas, desde las humanas hasta las naturales. 

Los afectados están presentes en esta lucha por la justicia en el proceso de reparación y siguen de cerca el caso.